miércoles, 26 de agosto de 2020

Joyero Shabby Chic

Hace tantísimo tiempo que tenía guardada esta servilleta para algo especial que ya le llegó SU MOMENTO. Por un lado quería utilizarla en algo que fuera a estar en mi habitación ya que como sabéis todo lo mas Shabby Chic que va cayendo en mis manos allá que se va, y por otro necesitaba con urgencia un joyero "rápido" para las cositas que me pongo a diario y que necesito tener mas a mano. Así que en una especie de bazar a la española donde venden objetos sobre todo de decoración, y manualidades de todo tipo, encontré la cajita de madera que hoy traigo.
Me vais a perdonar, pero directamente me puse con ella sin hacerle una foto en su estado original, y es que no me acostumbro, es tanto tiempo el que llevo trabajando sin hacer fotos... De todas formas la cajita era de madera clarita sin tratar.

Lo primero que hice fue pintar la caja por fuera con el Capricho (rosa) y a pincel seco con el Blanco Nuve, ya sabéis que para los trabajos pequeños utilizo La Pajarita. Los materiales, sobre todo pinturas, me gusta ver lo que me llevo, lo de comprar por Internet.... aún me cuesta... y de momento aquí en la Isla estamos "limitaditos" en cuanto a pinturas a la tiza se refiere, "pa qué" nos vamos a engañar! ojalá no fuera así pero es lo que hay...

Por dentro la pinté del blanco, una pena no poderla desmontar porque el trabajo hubiera sido mucho mas sencillo, cuadrito a cuadrito... jajaja...


La servilleta ya la tenía mas que elegida, así que sólo hubo que pensar cómo colocarla. Tuve tan mala suerte que justo en el centro tuve un problema, no superpuse exactamente las servis como yo quería y me quedó un "churrete" pero como somos ARTISTAS jajaja... con mucho cuidado recorté el trocito de servi exacto que necesitaba pinté donde iba a pegarlo para que no se transparentara el fondo verde, la pegué y quedó perfecto. A que si no os lo digo no lo notáis? Os lo cuento para que veáis que no hay que desesperar, si nos equivocamos, de una manera u otra se puede arreglar.

Una vez pegada la servi, para terminar de integrarla le pasé a pincel super seco y con mucho cuidado el color Menta de Amelie. Y digo con mucho cuidado porque no podía rozar la servilleta, si lo hubiera hecho me hubiera quedado un pegote. La servilleta, sin barnizar antes, absorbe la pintura una barbaridad.

Una capa de barniz mate por dentro y por fuera de la cajita y listo!!



Así luce de bonita mi cajita nueva y me es tan práctica... que estoy encantada con ella.
Espero os haya gustado! Ya sabéis que os leo y siempre contesto ;) muchos besos.
Hasta la próxima!!

lunes, 24 de agosto de 2020

Farolillo rescatado...

Buenas tardes!!
Aunque me he tomado dos semanitas de vacaciones, realmente sólo ha sido en redes sociales y aquí en el blog, porque HORROR... NO HE SIDO CAPAZ!! si que es cierto que me lo he tomado con calma, pero he seguido liada entre pinceles, no lo puedo evitar, me gusta tanto, tanto, tanto. Os cuento en lo que he estado trabajando, veréis...
Esta entrada la he querido llamar así porque realmente este pobre farolillo a punto estuve de dejarlo abandonado en el centro de recogida de mi ciudad. Si lo que leéis... ABANDONADO, pobrecito mío.
Allí quien no quiere algo, desde un mueble hasta una prenda de ropa, cualquier objeto, lo deja, lo revisan y reparan para después venderlo a muy bajo coste. De esa manera le dan una segunda oportunidad a las cosas y lo recaudado va destinado a una fundación social. En aquél entonces tenía mis pinceles en "stand by" necesitaba hacer limpieza en casa y a punto estuve.... justo cuando iba a bajarlo del maletero del coche pensé: ummmm... este se vuelve "pa casa" que cualquier día retomo los pinceles y le "meto mano" jajaja.... y así ha sido, después de un tiempo... aquí lo tenemos. Yo creo que la espera ha merecido la pena, no os parece?

Lo primero que hice fue quitarle los cristales, limpiarlos bien y guardarlos. Después con mucho cuidado, vi que podía desmontarlo.

Decidí utilizar de nuevo el Rosa Boho de La Pajarita (LP) que tanto me gusta y tan bien queda en mi salón.

Llegó el momento de elegir servilleta, bufff!!! cuantos modelos! no había manera de decidirme por uno.... son todos tan bonitos e iban tan bien a este color.... Una vez elegida, le tocó el turno a la segunda capa a pincel seco para integrar bien la servi, elegí el white cotton de LP.



Fue muy divertido recortar bien todos los trocitos de la servilleta para no dejarme ni una sola flor y pegarlos todos después, las utilicé todas. Lo mas laborioso fue separar las capas de los trozos mas pequeñitos, no había manera estaban requetepegados, jajaja...
Una vez tuve pegados todos los trocitos, volví a desmontarlo todo con el fin de barnizar bien por todo y hacerle un salpicado con el Casi Negro de LP. Me pareció que este último iba a darle el toque final al trabajo y así fue, me encanta el resultado. Otro trabajo que no me canso de admirar...





Por cierto aquí se recicla todo, hasta la vela que estaba estropeadisima y que parecía que no iba a prender nunca, la limpié bien le saqué la mecha que estaba rota... y vaya que si se encendió!!!
Me alegro tanto de haberle dado yo misma una segunda oportunidad....
Me parece una historia de las que terminan con final feliz, no os parece?

Hasta la próxima Decolovers!

jueves, 20 de agosto de 2020

Mi primer encargo!!

Después de dos semanitas de vacaciones blogueras, porque he seguido trabajando, jajaja... a no ser que las musas me abandonen mi cabecita creadora no para..., hoy os traigo mi primer encargo. De esto hace ya un tiempo, ya sabéis que voy poniéndome poco a poco al día...

Mis padres hace un par de años arreglaron una habitación que tenían en su casa convirtiéndola en despacho para los dos. Pusieron, entre otras cosas, dos mesas iguales una para cada uno. Querían distinguir de quien era cada una de ellas, así que mi madre me pidió un cuadro para colgar en la pared sobre la suya. Al principio no supe qué pero enseguida lo vi claro: le gusta la costura, tiene una máquina de coser sobre su mesa... que mejor que este cuadro??


El fondo lo pinté del color de los muebles del despacho, una primera capa de Beige Antiguo de La Pajarita y encima el White Cotton también de LP, para luego decapar.


Después elegí este papel de arroz de nuestra amiga Lucía y varias de sus plantillas para hacer los estarcidos.


Con pasta de modelar y un estarcido hice este maniquí de la izquierda, le pegué dos rositas de una servilleta y oscurecí con pintura y retirando rápido con un trapo.


Una capita de barniz mate para terminar  y listo!!


Mi madre no se lo esperaba, pero se lo tuve listo para el día de su cumpleaños, menuda sorpresa le dí...
Me gusta mucho el resultado porque una vez colgado, queda muy acertado con los tonos del despacho.
Tengo muy buen recuerdo de este trabajo, disfruté mucho con él. Espero que os haya gustado.
Hasta la próxima!!

viernes, 7 de agosto de 2020

Redecorar con poco...

Buenos días!

Desde que me mudé a nuestra nueva casa andaba con muchísimas ganas de redecorar nuestra habitación principal, tal y como os comentaba en este post necesitaba un aire mas fresco más actual...

Lo primero que hice fue cambiar las telas porque en función de lo que eligiera iría hacia un estilo u otro, aunque en el fondo lo tenía bastante claro, aprovechando el mobiliario del que disponía (premisa indispensable), lo mas Shabby Chic posible. Aún queda por recorrer, pero todo se andará... 
Para la cama, la elegida fue una funda de edredón de Bassols blanca y de lo mas amorosa, una colcha de florecitas que cuanto mas la miro mas me gusta, un cojín blanco de pelo que me chifla a juego con la colcha y unas cortinas rosa chicle, siiiii ROSAS, tal y como leéis, bien rosas!! jajaja.. 

El siguiente paso fue pintar las paredes de toda la casa, ya hizo que la estancia ganara mucho en luminosidad, y darle un giro a las lámparas. Éstas llevaban conmigo desde que me casé, era evidente que llevaban encima el paso de los años, así que pinté la base con el blanco nuve de LP, con el rosa capricho a pincel seco la última capa y compré dos tulipas blancas muy baratitas, en un gigante del bricolaje. El resultado me encanta, os gusta?. 
Intenté aprovechar las tulipas pintándolas pero me las cargué, quedaron preciosas pero no pasaba la luz. jajajaja... para que quiero dos lámparas si no tengo luz...?




Ya para terminar con este lado de la habitación, (en el lado opuesto la cómoda y la estantería Shabby Boho Chic ya os los traje en posts anteriores), fue pintar el cabecero con la misma técnica y del mismo color (Original de Annie Sloan) que la cómoda. El resultado, para mi gusto, fue espectacular...





Entre una y otra operación, cambiamos las mesillas por unas que teníamos guardadas mucho mas rusticas, que se han quedado tal cual están por dos motivos: para romper con la monotonía del blanco y porque me parecen divinas, la madera es preciosa. 
Además de las mesillas también llegó mi dulce corazón rosa.... el toque final que, junto con el cogín blanco, ligaba colores de cortinas, colcha y muebles, algo imprescindible en cualquier decoración de un dormitorio.



Espero que os guste el cambio, a mi me encanta!! he conseguido lo que buscaba: claridad y luminosidad, veis que fácil?

Hasta la próxima!!