viernes, 7 de agosto de 2020

Redecorar con poco...

Buenos días!

Desde que me mudé a nuestra nueva casa andaba con muchísimas ganas de redecorar nuestra habitación principal, tal y como os comentaba en este post necesitaba un aire mas fresco más actual...

Lo primero que hice fue cambiar las telas porque en función de lo que eligiera iría hacia un estilo u otro, aunque en el fondo lo tenía bastante claro, aprovechando el mobiliario del que disponía (premisa indispensable), lo mas Shabby Chic posible. Aún queda por recorrer, pero todo se andará... 
Para la cama, la elegida fue una funda de edredón de Bassols blanca y de lo mas amorosa, una colcha de florecitas que cuanto mas la miro mas me gusta, un cojín blanco de pelo que me chifla a juego con la colcha y unas cortinas rosa chicle, siiiii ROSAS, tal y como leéis, bien rosas!! jajaja.. 

El siguiente paso fue pintar las paredes de toda la casa, ya hizo que la estancia ganara mucho en luminosidad, y darle un giro a las lámparas. Éstas llevaban conmigo desde que me casé, era evidente que llevaban encima el paso de los años, así que pinté la base con el blanco nuve de LP, con el rosa capricho a pincel seco la última capa y compré dos tulipas blancas muy baratitas, en un gigante del bricolaje. El resultado me encanta, os gusta?. 
Intenté aprovechar las tulipas pintándolas pero me las cargué, quedaron preciosas pero no pasaba la luz. jajajaja... para que quiero dos lámparas si no tengo luz...?




Ya para terminar con este lado de la habitación, (en el lado opuesto la cómoda y la estantería Shabby Boho Chic ya os los traje en posts anteriores), fue pintar el cabecero con la misma técnica y del mismo color (Original de Annie Sloan) que la cómoda. El resultado, para mi gusto, fue espectacular...





Entre una y otra operación, cambiamos las mesillas por unas que teníamos guardadas mucho mas rusticas, que se han quedado tal cual están por dos motivos: para romper con la monotonía del blanco y porque me parecen divinas, la madera es preciosa. 
Además de las mesillas también llegó mi dulce corazón rosa.... el toque final que, junto con el cogín blanco, ligaba colores de cortinas, colcha y muebles, algo imprescindible en cualquier decoración de un dormitorio.



Espero que os guste el cambio, a mi me encanta!! he conseguido lo que buscaba: claridad y luminosidad, veis que fácil?

Hasta la próxima!!

miércoles, 29 de julio de 2020

Caja de fresas reciclada

No os lo creeréis porque normalmente es lo primero con lo que se empieza, pero es cierto... llevaba mucho tiempo con ganas de reciclar una caja de fresas, de echo guardo unas cuantas, jajaja... Hasta que hace unas semanas cayó en mis manos esta pequeñita que me encantó. En realidad fue un hallazgo en el leñero de casa, mi suegro la había tirado para aprovechar lo bien que arde la madera y encender la chimenea este invierno.
Esta en particular me gustaba mucho como macetero para una única plantita.


El color elegido de la caja fue el Blanco Nube de LP y debajo, para luego decapar el blanco, elegí el Agave también de LP.


Entre el verde y el blanco una pasadita con la vela. y después una buena lijadita para sacar bien el verde.


Fue un reciclaje completo porque además de aprovechar la caja quise aprovechar algún "retal" de servilleta que tenía guardado, estas florecitas me encantan.


Quería sombrear los bordes así que para ello utilicé esta tinta que compré el otro día en un paseo por la ciudad. Siempre que puedo entro a rebuscar en alguna tienda de manualidades.


Una capita de barniz al agua por si me equivocaba al estarcir poder retirar con toallita...


Por último quise darle un toque extra para rellenar algún hueco, así que, le hice unos pequeños estarcidos con un par de plantillas de de Lucía y lista!! ya tenía mi macetero :)





Espero que os haya gustado, a mi mucho reciclarla, es la primera pero algo me dice que no será la última...

Hasta la próxima!!

Si Puedes Soñarlo...

Fue para mi cumpleaños del año pasado cuando mi marido se presentó con esta maravilla de caja de madera sin tratar y un papel para decoupage con motivos de Venecia. En mi vida es una de mis sueños pendientes, de no haber sido por "el bicho" este año hubiera sido "El Año" Pero... tendrá que esperar...
Ya sabéis que cuando nos ponemos manos a la obra todo fluye y sale lo que sale, así que de momento el papel de Venecia como no me encajaba, espera tu turno...
En su lugar, ya que la caja me la regaló mi marido que es quien ha descubierto en mi un "ciclista escondido", (creo que por aquí no lo he mencionado aún, pero otra de mis pasiones es el ciclismo de carretera, aficiones dispares verdad? jajajaja...) quise, de alguna manera, plasmar esta afición en la caja. Era mi mejor forma de agradecerle el haber creído en mi y la incansable paciencia que ha tenido desde minuto cero, que ya os digo que ha sido mucha.... jajaja...


Lo primero que hice fue darle una capa de chalk paint color chocolate de Americana Decor y pasar la vela por donde quería que se viera ese color. Después le di una segunda capa del Timeless o Eterno también de la misma marca, y pasé una lija fina por todo para decapar.


Lo siguiente fue elegir la servilleta, y esta me encantó... lo tenía todo, bicicleta y rosas!!


Después de la capa de barniz mate al agua para protegerlo todo, la plantilla de estarcido la tuve clara enseguida. No había mejor frase que definiera el esfuerzo que me estaba costando y faltaba por llegar si quería conseguir algo encima de una bicicleta. Esta frase, en mi vida, se ha convertido en mi icono personal...
Las plantillas de estarcido que utilizo son siempre de nuestra amiga Lucía, de Momentos Vintage ;)

Por último, una capa de barniz para proteger el estarcido, y listo!! a disfrutar de ella...




 Hasta la próxima!!





martes, 28 de julio de 2020

Organizador de cartas

Hola!!!
Hace un tiempo rebuscando en un "chino" encontré este organizador de cartas. Era de un chapado imitación madera color mostaza horroroso, pero le vi tantísimas posibilidades y encima por un euro que me lo llevé...


No traigo muchas fotos del cambio porque fue uno de mis trabajos parados durante mucho tiempo. Igual que me sucedió con el marco de fotos, me cogieron en un momento de esos que no tienes ganas ni de ver un pincel.... jajaja... seguramente sabréis de que os hablo ;)


Le di una capa de Beige Antiguo de La Pajarita (LP), pasé vela para luego decapar y otra capa de Sweat Cream. Después le pasé la lija para sacar el primer color incluso llegué al color original del organizador y así se quedó hasta que lo retomé.
Me costó un montón elegir servilleta, me obcequé en flores y pajaritos hasta que de repente lo vi claro, esta era perfecta!! A que sí?


Elegí los trocitos que mas me gustaron de ella y con poquito de cola para decoupage (2 de cola por 1 de agua) ya lo tenía. Quería ponerle algo en los lados, pero... ya sabéis que menos es más así que tal cual lo dejé.


Una capa de barniz al agua y listo!! Organizador de cartas terminado.
Ahora luce en mi escritorio / taller como yo lo llamo... jajaja...





Espero que os haya gustado, a mi me encanta mirarlo jijiji...

Hasta la próxima!!